7 consejos para cuidar tu coche en invierno

maletero coche
Pon orden en el maletero de tu coche
15 noviembre, 2018
lavado exterior del coche
¿Cómo limpiar el exterior del coche?
5 diciembre, 2018
el invierno y el coche

Aún no es 21 de diciembre pero ya prácticamente el invierno está aquí. Por ello, hay que prepararse bien en todos los ámbitos. Y como no puede ser de otra forma, en Lavaplus te queremos ayudar en la preparación y el cuidado de tu coche en esta época.

Al igual que os contamos en verano, invierno es otra estación en la que los cuidados a nuestros coches deben ser más exhaustivos que de costumbre. Eso hace que os demos algunos tips para que tu coche sufra lo menos posible en esta época en la que el frío sin duda, es el protagonista. Así que muy atento que empezamos.

Los consejos indispensables para el invierno

  1. Quizás el más importante: la revisión de la batería. Si sabemos que puede fallar o que no está en sus mejores condiciones, debemos tomar cartas en el asunto. ¿Por qué? pues porque una batería que no está bien puede descargarse totalmente a causa del frío. Por ello te recomendamos encarecidamente una buena revisión para evitar sustos e imprevistos en los meses más duros del invierno. Si la zona en la que vives es de un frío constante, en los momentos que aparques puedes dejar una manta o forro polar entre el capó y la batería.
  2. El líquido refrigerante, ojo con él. Como sabréis, también actúa de anticongelante. Sin embargo, con el paso del tiempo pierde sus propiedades. Por ello, si al revisarlo está un poco translúcido o sucio, es momento de cambiarlo totalmente por un nuevo líquido, así no tendrás problema ninguno por este factor.
  3. Los neumáticos. Al igual que con la batería, si las ruedas de tu coche no se encuentran en el mejor estado posible, deberías plantearte el renovarlos. Así, evitarás las posibilidades de derrapes o aquaplaning en momentos de lluvia o nieve. Si la zona donde vives es densa en invierno, prueba con poner unos neumáticos de invierno. Estos son altamente resistentes a las inclemencias metereológicas. Por otro lado, el uso de cadenas en áreas donde la nieve es constante o zonas montañosas, son de obligado uso si no quieres quedarte encerrado en la nieve. Muy importante el saber montarlas. Para ello, te dejamos aquí un vídeo explicativo de RO-DES:

  4. El arranque del motor, con tranquilidad. En el periodo invernal es importante no arrancar el motor y salir del tirón. Debes dejar unos dos o tres minutos para que todos los sistemas y líquidos se pongan en marcha después de una noche entera sin movimiento y con el frío. Es una de las prácticas que más debes llevar a cabo si no quieres acabar con tu coche.
  5. El líquido limpiaparabrisas, con anticongelante mejor. El líquido de esta parte del vehículo es muy propenso a congelarse por lo que si lo evitamos con este aditivo, mejor. También puedes añadir alcohol al líquido que ya tienes en caso de no tener a mano uno con anticongelante. Por otro lado, un consejo para los que vivís en zonas frías es el dejar levantados los limpiaparabrisas por las noches. Así evitas que la goma se quede pegada al cristal por el frío.
  6. Herramientas y accesorios para el invierno en el coche. Es bueno siempre llevar algunos utensilios para usar en periodos invernales para tu coche. El ejemplo más claro es el rascador de cristales para usar contra la escarcha que se puede acumular. También existen líquidos anticongelantes para eliminarla en un momento, pero están compuestos de disolventes que pueden afectar a la goma del limpiaparabrisas.
  7. El sistema de calefacción, revisión continuamente. A diferencia del aire acondicionado, el radiador de la calefacción es más pequeño y se puede obstruir con mayor facilidad. A esto se le añade la luneta térmica del cristal de atrás. Revisa si funciona bien si no quieres quedarte sin visibilidad trasera.

Todo esto, por tu seguridad

Es importante llevar a cabo todo esto, ya no por la estética y el cuidado de tu coche, que también. Si no porque en el invierno conducir se convierte en algo más peligroso. Esto es debido a las diferentes inclemencias climatológicas (nieve, niebla, lluvia, etc.). Así que no pierdas más el tiempo y revisa bien tu coche para el invierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *