Atascos: el terror de cualquier conductor

Tapicería Alcántara
Todo lo que debes saber sobre la tapicería Alcántara
25 octubre, 2019
box de lavado
Cómo lavar el vehículo en un box de lavado
8 noviembre, 2019
atascos: el mayor terror para los conductores

¡¡Hoy es la noche de Halloween Lavaplusers!! y en el equipo habíamos pensado que este nuevo blog tenía que estar relacionado con esta festividad tan terrorífica. Tras barajar ideas tipo “Los coches más terroríficos en el mercado” o “las carreteras más misteriosas de España”, llegamos a la conclusión de que había algo que a todos los conductores y conductoras nos aterrorizaba, no solo en Halloween si no el año entero, ¿sabéis de qué os hablamos? Sí, de los atascos.

No hay peor pesadilla que la de coger el vehículo a primera hora o tras el trabajo que la de encontrarse en medio de un atasco. Ni la niña de la curva ni nada, una buena película de terror sería la de una persona en medio de un atasco sin fín. No obstante, estos son parte de nuestro día a día y por ello hemos de convivir con ellos de la mejor manera posible. Así que para ayudaros a sobrellevarlos os vamos a hablar de algunos de los errores más comunes que solemos cometer en ellos. De esta manera, podréis corregirlos y sobrevivir a los atascos mejor.

El por qué de los llamados atascos invisibles | Fuente: El Confidencial

Errores que cometemos en los atascos

Con estos errores que os vamos a contar no pretendemos que al corregirlos, los atascos se acaben. Es imposible. Pero sí nos pueden ayudar a vivir de una manera más relajada y responsable este fenómeno en la carretera. No te quitamos más tiempo, empezamos con los errores:

Perder los nervios

Está claro. A todos nos desespera el estar en un atasco avanzando diez metros cada cinco minutos. Es una desesperación. No obstante, debemos mantener la calma y, sobre todo, no perder los nervios ya que por mucho que queramos, no está en nosotros que el atasco se solucione. Además, si perdemos los nervios las decisiones que tomamos en este estado no son las mejores, lo que nos puede hacer ponernos en peligro tanto a nosotros como al resto de conductores que circulan a nuestro alrededor.

No buscar alternativas.

Hace algunos años esto era complicado. Al no existir apps que nos asistiesen en carretera como Google Maps, Waze o Mapas de Apple, el comerte un atasco en tu ruta habitual era lo normal. Ahora sin embargo todas estas apps nos avisan con bastante antelación de las zonas donde hay atascos. Esto nos ayuda a antecedernos y poder buscar rutas alternativas, aunque a priori más largas, pero que nos pueden salvar de sufrir las congestiones en carretera.

Cambiarse de carril

En los atascos la llamada Ley de Murphy se cumple a rajatabla, sobre todo cuando nos cambiamos de carril. Si estamos en el derecho, el izquierdo avanza más pero si nos cambiamos, el derecho irá más rápido. Por ello lo mejor es quedarse en el carril en el que has iniciado el atasco. Así tendrás más fluidez y no complicarás aún más el tapón al estar cambiándote de carril. 

Acelerar o frenar bruscamente

¡Ojo con esto! Si no quieres cargarte el coche no hagas la de acelerar a tope y a los 10 segundos frenar de manera brusca. Vas a tardar lo mismo haciendo eso que avanzando con una velocidad media e in crescendo. Además si aceleras rudamente ya no solo dañas al coche si no que te pones en peligro a ti y al resto de conductores que te rodean. Lo mejor es avanzar de manera lenta pero constante. De esta forma la fluidez será mucho mejor que ir yendo a trompicones. 

No mantener la distancia de seguridad

Estrechamente relacionado con el anterior punto. Si además de acelerar bruscamente, la distancia de seguridad respecto al vehículo que te precede es mínima, el choque está asegurado. En los atascos es muy importante mantener una distancia de seguridad, ya que mejora la fluidez en la conducción y, sobre todo, minimiza los riesgos de confrontación entre vehículos.

Pisar el embrague demasiado

Hay que reconocerlo, nos encanta tener el embrague pisado por si acaso. En los atascos tendemos a querer salir de ahí lo más rápido posible, por eso siempre tenemos el embrague pisado para reaccionar velozmente. Esto no es lo mejor y lo sabes. En las congestiones de tráfico, hay periodos largos de paradas. Si en estos momentos tenemos el embrague pisado, la pieza se va a resentir mucho. Por ello, y aunque tardemos unos segundos más, hay que tratar de poner el vehículo en punto muerto. 

No señalizar las maniobras en los atascos

Por último pero no menos importante, el señalar todo lo que vamos a hacer durante el atasco es imprescindible si no queremos liarla parda. Por ello, el intermitente en los atascos son tus mejores amigos y te evitarán muchos problemas durante el tiempo que pases entre otros muchos vehículos.

¿Cómo llevas lo de los atascos?

Seguro que todos los Lavaplusers habéis sufrido más de uno y de dos atascos en vuestra vida, ¿qué tal vuestra experiencia en ellos?¿cómo lo habéis sobrellevado?¿ha sido de vuestras peores pesadillas? cuéntanos en los comentarios del post. Feliz Halloween querido lavapluser ¡Que no te pille ningún atasco hoy! 😛

Información recogida de Alquiber y ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *