Cómo limpiar la moto paso a paso

junta de culata
Junta de culata: ¿Qué es y por qué cuesta tanto su reparación?
11 enero, 2019
alineado del coche
El alineado del coche, ¿para qué sirve?
25 enero, 2019
limpieza moto paso a paso

En los meses que lleva el Lavablog a tope, nos hemos centrado en ayudaros en todo lo relativo a los coches. Sobre todo en lo referente al lavado y la mecánica. Esta semana también vamos a hablar de lavados, pero no de coches. Le toca el turno a otro vehículo, esta vez de dos ruedas. Sí, la moto.

Al igual que muchos de vosotros sois apasionados de los coches, otros muchos sentiréis un amor incondicional por las motos. Por esta razón, en esta nueva entrada del blog queremos mostraros como dejar vuestra moto como los chorros del oro. Cada paso, cada zona que limpiar,… todo eso lo encontraréis en los siguientes párrafos. Así que si quieres que tu querida moto brille más que el sol, atento a lo que te vamos a contar.

La limpieza de la moto, no solo por estética

Es verdad que una moto limpia, es más bonita. No obstante, esto no significa la moto solo se lave por este motivo. Dentro de su mantenimiento, entra una correcta higiene. Ya que la suciedad puede afectar al correcto funcionamiento de alguna pieza de la moto. Por ello, es importante ser constantes en el lavado.

Cómo limpiar paso a paso tu moto

Una vez introducidos en materia, es hora de empezar a explicarte cómo debes hacer para que tu moto quede limpia y no sufra averías por la dejadez. Allá vamos.

1. Tenlo todo preparado. Tanto si utilizas un box de lavado como si la vas a lavar a mano, es importante contar con todo el material necesario antes de empezar. Algunos de los básicos para un buen lavado son: ropa cómoda, esponja y/o bayetas nuevas, una brocha, un desengrasante, vaselina y aceite para engrasar cadenas. Con esto tendrás suficiente para hacer una limpieza en profundidad.

2. La moto fría, mejor. Antes de comenzar a tope, debes comprobar que la moto tenga una temperatura normal. Es decir, sin acabar de haberla utilizado ni a pleno sol. Que haya estado en reposo un rato. Y también con el contacto quitado (es lógico pero mejor incidir en ello). ¡Ojo a esto! Como recomendación es bueno cubrir el escape de la moto con una bolsa de plástico y atada con gomillas. Así evitas que le entre agua.

3. Primero, los espacios más difíciles y delicados. Antes de entrar a matar con la manguera del agua, debes pararte en los lugares donde más suciedad se puede acumular. Estos pueden ser los basculantes o las llantas, entre otros. Para limpiar esto, puedes usar la brocha y el quitagrasas.

Ven con cuidado de no tocar otras partes de la moto con el quitagrasas que pueden ser más sensible aunque no debe ocurrir nada. Si eres más purista y tampoco te fías del quitagrasas, el agua con jabón será tu compañero ideal. Por otro lado y si quieres hacer una limpieza total, puede aprovechar para limpiar la cadena con la brocha mojada en Queroseno (con un líquido para BBQ es suficiente).

4. Llega el momento del agua. Una vez limpiado todo esos recovecos de nuestra moto, es el momento de darle una buena pasada con la manguera. Eso sí, tampoco te pases con el agua. Con un par de pasadas por toda la moto (incluido asiento) eliminaras el quitagrasas que se haya quedado del anterior paso y también toda la capa de polvo acumulado.

limpieza moto paso a paso

La esponja será tu mejor aliada en el enjabonado | Fuente: grupasa

5. Esponja en mano que nos vamos. Tras esta primera pasada de agua, toca el frotar. Junto a agua y jabón, debes darle bien a toda la carrocería de la moto. En Lavaplus cuentas con un cepillo de cerdas naturales que es ideal para esta tarea. Pon especial atención a la zona de los faros y a la cúpula, que son de las zonas donde más suciedad se acumula.

Si ves que estás tardando en jabonar, ya seas porque eres meticuloso o porque tiene bastante suciedad, alterna el jabonado con el enjuagado. Así evitarás que el jabón se seque y deje manchas.

6. El secado. El paso clave si queremos que la moto quede increíblemente bien. Seca con una bayeta de microfibra y no tendrás problema alguno. También te puedes ayudar con la funcionalidad de secado de los boxes. Como truquito para sacarle más brillo, puedes rematar de secar con papel de cocina.

7. El último paso: engrasar. Sí, puede sonar contradictorio pero es imprescindible engrasar las cadenas además de las manetas y algunos cables. Por ello, antes de hacerlo cubre con papel de periódico las zonas colindante para manchar lo menos posible cuando apliques la grasa. Eso sí, si tu moto funciona con cardán no hace falta este último paso.

Y listo, moto limpia

¿Ves qué fácil es limpiar tu moto? Pues ahora es momento de llevar a la práctica todo este que te hemos enseñado, joven padawan. Pásate por cualquiera de nuestros centros Lavaplus y dale duro a la limpieza en nuestros boxes. Cualquier duda, nuestro personal estará para ayudarte.

Información recogida de soymotero y fórmulamoto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *