¿Cómo se limpia una bicicleta?

conducción ecológica
La conducción ecológica no es tan dificil
7 junio, 2019
consejos para cuidar tu coche en verano
Consejos para cuidar del coche en verano
21 junio, 2019
cómo se limpia una bicicleta

Bienvenidos a un nuevo lavablog. En este blog solemos hablar de consejos, recomendaciones, mantenimiento y curiosidades sobre coches y motos. No obstante, no nos queremos encasillar y queremos ampliar nuestro abanico. Es por ello que hoy vamos a hablar sobre un nuevo medio de transporte. Un medio considerado como el más ecofriendly y el que cada vez son más las personas que optar por él, ya sea para desplazamientos urbanos o para salidas por rutas. Sí, lo habéis adivinado: es la bicicleta.

El mundo de la bicicleta es un mundo en el que se puede profundizar bastante y en Lavaplus estamos dispuestos a hacerlo. Y, ¿qué mejor forma de comenzar que enseñándoos a lavarla de una manera profesional y eficiente? Si tenéis una bicicleta a la que queréis como una hija pequeña, el mantenimiento y la limpieza deben ser una constante. Así que no os hagáis los remolones y este fin de semana a darle un buen lavado gracias a las recomendaciones que os vamos a contar a continuación, ¡arrancamos!

Claves para limpiar una bicicleta

Como todo medio de transporte, las bicicletas sufren un desgaste tanto a nivel mecánico como estético. Es por ello que su mantenimiento es importante para su buen funcionamiento. Así se evitarán posibles averías y roturas. Con ello, las claves de cómo se limpia una bicicleta son:

  • Es recomendable una limpieza constante de la bicicleta. Depende del uso, lo aconsejable es cada tres semanas más o menos.
  • La limpieza es importante sobre todo para la zona de la transmisión, componente que más acusa la suciedad y el abandono en su mantenimiento.
  • Si la bicicleta se ha usado en zonas de agua, barro, tierra o lodo, es necesario e imprescindible lavarla con la máxima rapidez posible. Así se evita que estos elementos dañen los componentes de la bicicleta (transmisión, cadena, ruedas, etc.)
  • Una vez que estéis con la faena de la limpieza, aprovechad para comprobar el estado general de las piezas. Quizás alguna que otra necesite un recambio.
  • Acordaos que en las partes motrices de la bicicleta es tan importante la limpieza como la lubricación de las piezas. Es contraproducente una limpieza sin lubricación y viceversa.
  • Por último, existe cierta controversia con el lavado con agua a presión en las bicicletas. Muchos expertos desaconsejan su uso. No obstante, en pruebas de nivel mundial como la Cape Epic, utilizan este tipo de limpieza para las bicicletas.
cómo limpiar una bicicleta
Un cepillo nos puede ayudar bastante a limpiar las zonas menos accesibles de la bicicleta

Pasos y consejos para una limpieza eficaz

Ahora vamos a ir a lo específico. Por ello, vamos a dividir la sección en dos zonas principales. Por un lado, el tren de potencia (la motriz) y por otro lado el cuadro y las ruedas. No nos entretenemos más, vamos a ver cómo se limpia una bicicleta por partes:

Tren de potencia

Esta parte se compone de tres elementos principales (la cadena, la correa y el eje de transmisión). La limpieza constante de éstas le dará una vida útil más larga.

Lo primero, es darle la vuelta a la bicicleta. Se apoya sobre el manillar y el asiento ya que para limpiar la cadena vamos a necesitar moverla. La mejor forma de limpiar la cadena es con desengrasante biodegradable y un trapo. Así a través del movimiento de ésta con el pedal, podemos limpiarla para quitarle la mugre que tenga incrustada.

El resto de elementos como los platos, los piñones y los desviadores también han de ser rociados con desengrasantes. Si es con una brocha, mucho mejor. Tras esto, agua y jabón para eliminar tanto el desengrasante como la grasa y la mugre de estos componentes.

No os olvidéis de algunas zonas que suelen pasar desapercibidas pero son importantes de limpiar. Éstas pueden ser: la parte trasera de las anillas de la cadena, el marco, las bisagras y las junta y las ruedecitas de seguridad.

Por último y una vez todo limpio, es hora de lubricar. Con añadir lubricante o aceite especializado en cadenas una gota cada dos o cuatro eslabones, vamos de sobra. También en el lugar donde se unen. Dejad que actúe y con un trapo eliminad el exceso de lubricante.

cómo se limpia una bicicleta
El lavado con agua a presión con bicis siempre ha sido objeto de debate, ¿qué pensáis? | Fuente: Merkabici

Marco y ruedas

Una vez limpia la parte motriz de la bicicleta, no debemos olvidarnos de los elementos estructurales tales como el marco y las ruedas. Por ello, os contamos a continuación cómo dejarlos perfectos:

En primer lugar, rociad suavemente el marco y las ruedas con agua. Así eliminaréis la primera capa de suciedad. Tras esto, toca darle con agua y jabón. Aquí entraría el agua a presión típica de los boxes de lavado. Pasad por toda la estructura (incluida ruedas) un par de veces y ya estaría eliminada la mayor parte de mugre. Pero no acaba aquí.

Para una limpieza más exhaustiva, os recomendamos quitar las ruedas para poder limpiar bien los engranajes que las componen. Ojo a los aros, a los discos de freno y a los radios. Estas partes se pueden lavar con una buena esponja. En cuanto a los neumáticos, mejor un cepillos de cerdas duras. Una vez listo, dejad que la bicicleta se seque al aire libre. Una vez seca, ya podréis montar de nuevo las ruedas al cuadro. Ahora sí, ya podemos decir que ya sabemos cómo se limpia una bicicleta.

En Lavaplus también pensamos en vosotros, ciclistas.

En Lavaplus contamos con boxes adaptados a la necesidades de la bicicleta. Todos los centros cuentan con un box en el que está instalados enganche especiales para las bicis. Así se pueden agarrar bien para una mejor limpieza. Además, en el aspirador existe una boquilla pequeña para acceder a las zonas más complicadas. Esto se le une a la lanza de agua con agua caliente y jabón perfectas para la limpieza de la bici. Si quieres probarlo, aquí te esperamos con los brazos abiertos 🙂

Información recogida de Tuvalum y MyPoppins

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *