Consejos para conducir seguro bajo la lluvia

Sillas de niño para coche
Sillas del coche para niños: todo lo que debes saber
15 noviembre, 2019
curiosidades
Curiosidades sobre las autopistas
5 diciembre, 2019
consejos para conducir seguro bajo la lluvia

¡Lavaplusers!, ¿qué tal vais con las bajas temperaturas y el mal tiempo? parece que hace nada estabamos hablando de cómo cuidar el coche en verano o de los consejos para conducir por algunos países de Europa en vacaciones. Pero aquí estamos, viviendo días de frío y lluvia. No obstante, esto no nos puede hacer venirnos abajo y debemos seguir dándolo todo en el día, ¿no es así?

Centrándonos en el blog y en relación con las condiciones climatológicas adversas de esta época, os queremos dar algunas claves para que conducir bajo la lluvia no sea una odisea. La prioridad en estos casos debe ser la seguridad, tanto la de uno mismo como la de los demás conductores. Por ello, si quieres conducir seguro bajo la lluvia, sigue leyendo ¡Merecerá la pena!

Atasco en Madrid a causa de la lluvia
Lluvia = Atasco, ¡es un hecho! | Fuente: Flickr

Claves para conducir seguro bajo la lluvia. 

En muchas ocasiones vamos conduciendo por la carretera tan tranquilos y, de repente y sin haberlo previsto, empieza a caer lluvia como si no hubiera mañana. Dependerá de la persona la reacción ante esta situación: las hay a las que no les parece arriesgado mientras se tenga el control del vehículo pero hay otras que la tensión se adueña de ellas y lo pasan bastante mal. Seas del tipo que seas, estos consejos que os vamos a dar seguro que os vienen genial.

Aumentar la distancia de seguridad

Puede parecer algo lógico, pero es indispensable aumentar la distancia que existe entre tu vehículo y el de delante. La capacidad de frenada en situaciones de lluvia se ve muy afectada por lo que los metros que se necesitan para frenar, son muchos más. La recomendación es doblar la distancia de seguridad estándar (a menos que quieras verte estampado en la trasera de otro coche, claro).

Reducir la velocidad.

Junto al aumento de la distancia, son los consejos más básicos para conducir seguro bajo la lluvia. Al reducirse la visibilidad y las condiciones de la carretera, el ir a una velocidad menor te asegurará el poder reaccionar de mejor manera ante cualquier obstáculo o inconveniente en la conducción. 

Suavidad ante todo.

De manera general, la suavidad debe estar presente en nuestra conducción. Pero si además le añades una situación de lluvia, debe estar más presente aún si cabe. Por ello, evita movimientos brusco tipo frenazos, acelerones, giros de volante,… incluso a la hora de parar el coche sería mejor ir reduciendo la velocidad poco a poco antes que pisar el freno a tope. Con todo esto, evitamos situaciones de aquaplanning y derivados.

Las luces, encendidas.

Antes comentábamos el tema de la reducción de visibilidad. Como solución, las luces de de cruce. Y es que por mucho que los limpiaparabrisas sean muy top, la visibilidad no va a ser la misma. Piensa también que el cielo está nublado por lo que la claridad será nula. Así que, lo primero cuando empiece a llover, girar la ruedecita de las luces. 

Si puedes evitar los charcos, mejor.

Puede parecer una tontería o incluso dificultar la conducción pero, ¿sabemos que hay en ese charco? quizás sea de una profundidad mucho mayor de la que esperamos o esconde un bache considerable. Mejor no jugársela porque o bien no pasa nada o bien te pincha la rueda o bien te puedes quedar incluso atascado. Ya sabes, mejor no tentar a la suerte.

Otro tipo de elementos en la carretera que hemos de evitar son las zonas pintadas y las alcantarillas. Ya de por sí pueden resbalar pero si las juntamos con la lluvia, hacen un combo definitivo contra las ruedas de los vehículos espectacular. Evita pues estos tipos de elementos y la conducción bajo la lluvia será más amena.

Aquaplanning
Nunca sabes lo que puedes encontrarte atravesando un charco | Fuente: autopista.es

Seguir la senda

Una buena práctica para conducir seguro bajo la lluvia es la de seguir la estela que va dejando el coche que te precede. A medida que van pasando los coches, la carretera se va secando por esas zonas. Por ello puedes continuar con tu vehículo los movimientos que realice el coche que va por delante tuya y así aumentas un poco tu seguridad en la conducción. 

Si llueve poco, no te confíes.

Puede pasar que si solo cae “chirimiri”, no nos preocupemos al conducir. No obstante, las primeras gotas de lluvias pueden ser peores que cuando ya está lloviendo por derecho. Esto es así porque estas primeras gotas se entremezclan con la suciedad de la carretera y crean así una pequeña capa resbaladiza que limita la adherencia a la carretera y disminuyendo así la tracción. 

De hecho, cuando empieza a caer lluvia por derecho es incluso mejor (dentro de un límite) ya que limpia esa capa, aumentando así la adherencia en la medida de lo posible. Así que no te confíes demasiado si está cayendo una pequeña llovizna.

Aquaplanning, el mayor de los riesgos

Por último, el riesgo mayor de los días de lluvia en coche es el llamado aquaplanning. Este se da cuando la rueda pierde la adherencia a la carretera debido a la cantidad de agua que se ha acumulado. Si te encuentras en esta situación, olvídate de tus instintos primarios. Sabemos que es complicado pero no debes ni acelerar, ni frenar, ni dar volantazos,… mantén la dirección bien sujetada y espera que el coche vaya perdiendo velocidad y que se adhiera de nuevo al asfalto. 

¿Cómo vives los días de lluvia en el coche?

Todos los que conducís habitualmente seguramente os habréis enfrentado más de una y dos veces a conducir bajo la lluvia. Por ello, queremos saber cuál ha sido vuestra experiencia y si habéis tenido alguna vez alguna traspiés en esta situación, ¡a ver con qué nos sorprendéis!

Información recogida de El Motor y Mapfre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *