¿Qué pasa si me equivoco al repostar?

Coches míticos de nuestra infancia
Coches míticos de nuestra infancia
6 agosto, 2021
Playlists para tu viaje en coche
Playlists para tu viaje en coche
20 agosto, 2021
¿Qué pasa si me equivoco al repostar?

¿Qué pasa si me equivoco al repostar?

¡Hola! Ya estamos de nuevo aquí, sin falta como cada semana, en el LavaBlog. Como siempre, te traemos las novedades más interesantes del mundo del motor, los consejos más prácticos, y las curiosidades más asombrosas. En esta ocasión, damos respuesta a la pregunta: ¿Qué pasa si me equivoco al repostar?

Con esto, nos referimos a lo que puede suceder cuando por error, repostamos con gasolina en lugar de con diésel, o viceversa, o cuando nos equivocamos con otras decisiones relacionadas con esto. Estas decisiones fortuitas y erróneas, pueden desencadenar problemas en tu coche o vehículo que te detallaremos a lo largo de nuestro artículo.

Gato por liebre

O gasolina por diésel, como prefieras llamarlo. Es un error que es más común de lo que podemos pensar. Y no es tontería, ya que las consecuencias pueden ser fatales para el vehículo. Las personas que caen en este error, lo hacen, bien porque van a otra estación de servicios en la que no están acostumbrados a parar, o bien por simple despiste.

Cada vez, las gasolineras dejan más claro el tipo de carburante que hay en cada surtidor. Además, hay pegatinas en los mismos surtidores y colores que acaban siendo muy identificativos para el diésel o la gasolina. Ante cualquier duda, lo mejor es preguntar a algún empleado.

En el caso de que la gasolinera sea autoservicio, o no hay empleados en ese momento, ten mucho ojo y lee bien qué lleva cada surtidor. Si tu duda viene porque no tienes claro qué carburante usa tu vehículo, normalmente en la parte del depósito te lo indicará.

Si aún así sigues con dudas, puedes hacer una llamada rápida a tu vendedor, en el caso de que sea un coche de concesionario, o al particular en caso contrario. Seguramente tengas unos papeles, que es mejor guardar en la guantera, donde te indican las instrucciones del coche (u otro vehículo), y en ellos aparecen estos datos.

También puede ocurrir, que te confundas porque has cogido el coche de un amigo o el de empresa. En ese caso, las instrucciones a seguir son las mismas que te hemos indicado. Esta vez tienes la ventaja de que puedes llamar o mensajear a tu amigo o jefe.

Puede que nos ocurra durante algún viaje, si tenemos que coger un coche de alquiler y nos liamos al repostar. Como hoy en día está todo tan informatizado, seguramente puedas acceder a las características del coche que has alquilado, vía online desde tu móvil.

Un buen lío

Pero vamos al lío, y nunca mejor dicho, porque la puedes “liar” realmente parda. El error más común que se repite, es el de la gente que le echa gasolina a un diésel. Y es el que más se repite, porque normalmente, las bocas de las mangueras del diésel son más anchas que las de gasolina.

Gasolinera de noche
¿Qué pasa si me equivoco al repostar?

De esta manera, será imposible que a un gasolina le puedas echar diésel. El caso contrario sí se puede dar perfectamente y las consecuencias son graves. Estas consecuencias pueden ser mejores o peores, según el momento en el que te des cuenta del fallo.

Si antes de arrancar, te has percatado de que le has echado gasolina a un diésel, lo ideal es que lo sigas dejando sin arrancar. En ese momento, lo que tienes que hacer es llamar a la grúa para que se lo lleve sin meter el contacto. Ellos vaciarán el depósito para dejarlo limpio, y entonces ya podrás repostar con diésel.

Si por el contrario, ya hemos dado el contacto y nos hemos puesto en marcha, lo normal es que el vehículo vaya fallando repentinamente y de manera rápida. No fuerces más la máquina, y para. Tendrás que apagar el motor y hacer que lleven tu coche a un taller, para ver cuáles pueden ser los daños causados.

Cuando retomas la marcha con esta problemática, la escena sería la siguiente: el coche daría tirones hasta pararse totalmente, y tú te verías desesperado, soltando espumarajos por la boca. Mejor que te lo tomes todo de manera más “zen”, y pienses de manera clara.

Si no has forzado mucho el vehículo, puede que con la sustitución del filtro de combustible baste, pero si este ha ido más forzado, puede que necesite algo más. Si se estropea la bomba de inyección, el coste será más elevado. Sea como sea, lo importante es actuar con rapidez.

Otras confusiones

Aunque antes hemos mencionado lo del tamaño de la boca de la manguera, en algunos casos no es así. Te recomendamos, pues, no confiarte y vigilar lo que le das de comer a tu coche, aunque tengas uno gasolina. De hecho, en 2015 (por poner un ejemplo), esto representó el 42% de confusiones que hemos comentado.

Chica repostando
¿Qué pasa si me equivoco al repostar?

En este caso, si repostamos menos de un cuarto del depósito, puede que no notemos gran cosa. Pero si repostamos más de esa cantidad, el coche se nos parará de la misma manera que te hemos explicado anteriormente. Los pasos a seguir serían los mismos que con el vehículo diésel.

Por otro lado, podemos tener distintos tipos de confusiones. Por ejemplo, si le echamos gasolina del 98 a un coche que precisa del 95, realmente no ocurrirá nada grave. El número lo que indica, es el octanaje, es decir, con una potencia alta del coche, se le debería echar gasolina del 98.

¿Qué pasa entonces si le echo del 98 y en realidad debería echarle del 95? Realmente nada. El rendimiento no será el óptimo, aunque el coche lo podrás conducir igual. Lo único que harás será perder dinero, ya que la gasolina del 98 suele ser más cara que la del 95.

Un error que puede ser mucho más grave que todo lo que hemos visto, es el de repostar con el motor en marcha. Aunque hay pocas posibilidades de deflagración, las hay. Por lo que, si no quieres que todo salte por los aires, lo idóneo es que repostes con el motor apagado.

Más cosas que no debes hacer en una gasolinera

El móvil debes dejarlo en el bolsillo, y si es apagado mejor (aunque no es algo tan importante). Las luces del coche deben estar apagadas, aunque si apagas el motor, lo normal es que se apaguen solas, al menos en los coches modernos. Estas son premisas que siempre hemos escuchado, pero hay más.

Empezando por el principio, debes entrar a la estación de servicios a una velocidad controlada, despacio. Sobre todo en las que se encuentran a la salida de una autopista o autovía. Más que nada, porque hay gente que puede estar de pie por la zona, caminando o descansando.

Estación de servicios
¿Qué pasa si me equivoco al repostar?

Después, debes mirar en qué posición están los surtidores. Lo mejor es que coloques el coche, de manera que el tapón del depósito quede del lado del surtidor. Es evidente, pero así nos ahorramos tener que estirar de la manguera, pasarla por encima del coche, o incluso tener que mover el coche de nuevo.

También es una perogrullada, pero no está permitido fumar, por motivos obvios. Si te suena el móvil (en el caso de que lo tengas encendido), no lo cojas. Espérate a repostar, y después podrás seguir con la llamada. Con el manos libres, eso sí. En cuanto a la radio, no hay ningún problema si la tienes encendida.

Si no cumples con las normas básicas, la Policía te puede multar perfectamente. Así que, tanto por seguridad como por el bien de tu bolsillo, lo mejor es que hagas las cosas bien. Si se tiene cualquier duda para llenar el depósito, medir la presión de las ruedas, etc., lo mejor es consultar con uno de los trabajadores.

Esto es todo por hoy. Esperamos que te haya gustado nuestro artículo, y que tengas mucho cuidado a la hora de repostar. Nos vemos la semana que viene. ¡Un abrazo!

Información recogida de Autocasión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *