La carbonilla del motor

Cosas que no sabías de los coches
Cosas que no sabías de los coches
9 julio, 2021
Historia de Volvo
Historia de Volvo
23 julio, 2021
La carbonilla del motor

La carbonilla del motor

¡Hola! Ya estamos aquí, una semana más, en tu blog preferido, el LavaBlog. Como ya sabes, siempre te vamos contando las noticias más interesantes del mundo del automóvil. En este caso te hablamos sobre la carbonilla del motor.

Seguro que ya sabes lo que es, y tu cuñado te habrá dicho mil veces cómo eliminarla, pero nosotros te traemos varias posibilidades muy efectivas. Primero de todo, empezaremos por definir qué es exactamente la carbonilla del motor y a qué afecta.

La carbonilla

La carbonilla del motor no es otra cosa que la acumulación de los residuos sólidos que se agolpan en la cámara de combustión de cada cilindro. Ese es su “sitio” natural, pero debes tener cuidado, porque la carbonilla puede pasar a elementos como la admisión y el escape.

Si eso sucede, puede provocar graves averías en tu coche. Para que te hagas una mejor idea, la carbonilla es como el colesterol que va obstruyendo las arterias. En esta metáfora, el motor sería el corazón. La carbonilla (o el colesterol) hace que el motor vaya perdiendo prestaciones y potencia.

Además de eso, hace que el vehículo consuma más. Aunque si tu vehículo consume más de la cuenta, no tiene por qué ser problema de la carbonilla. Ve a tu mecánico de confianza y que revise cuál puede ser el problema. Ocurre tanto en motores diésel como gasolina. También puede dar lugar a averías y aparición de humo negro.

Es sabido que a los diésel les afecta algo más, o se puede acumular más carbonilla, pero afecta, como te decimos, también a los gasolina. Eso sí, cada vez hay más avanzados sistemas que reducen al máximo la aparición de carbonilla, como el filtro de partículas.

Puede aparecer más o menos carbonilla en el motor, dependiendo de nuestro estilo de conducción. Una de las causas de esta aparición es la conducción tranquila, o a bajas revoluciones. Más tarde, te diremos por qué esto es así, y llevándolo a altas revoluciones durante un tiempo, puedes reducirla.

Motor de motocicleta
La carbonilla del motor

Los fallos frecuentes en el filtro del aire, o la suciedad del mismo, pueden ser causas motivadoras de la aparición de más hollín (carbonilla). También la suciedad en la válvula EGR, en el caudalímetro, en la bomba de combustible, en los inyectores, etc.

Averías causadas por la carbonilla

Lo más habitual de todo lo que puede ocurrir, es la obstrucción de la válvula EGR. Sucede por el exceso de carbonilla, ya que es la parte del motor más cercana al punto de combustión, donde se generan los residuos que se convierten en hollín.

A pesar de lo que pueda parecer, es una de las averías consideradas como “asequibles”. Son unos 350€ de reparación, que comparado con otras averías, no es demasiado. Por ejemplo, si la avería se produce en el turbo, el problema sube de nivel, hasta los 2.000€.

Taller antiguo
La carbonilla del motor

Las averías en los asientos de las válvulas, las bujías, las sondas o el FAP, pueden ser otro problema gordo. Este último, llega a una posible reparación de 1.200€ de coste. Es un precio similar a la reparación de las válvulas, o de los pistones carbonizados.

Lo mejor de todo es prevenir, hacer revisiones periódicas a tu coche para evitar males mayores, y “clavadas” importantes. Otro problema añadido es el de la ITV. Factores como el humo negro o emisiones muy altas de dióxido de carbono, harán que no la pases.

Si es así, deberás solucionar esos problemas y que el mecánico te repare las averías. Es importante por eso, que antes de realizar la inspección, tú mismo compruebes los posibles problemas que tenga tu coche. Además de dinero, ahorrarás tiempo, desplazamientos y estrés.

La avería más crítica relacionada con todos estos aspectos, quizá sea la obstrucción de los inyectores. Si la carbonilla llega a la cámara de combustión, tendrás un grave problema. Lo más molesto, es que tan solo una mota de esta carbonilla puede obstruir la pieza.

Síntomas de acumulación de carbonilla

Como te hemos dicho más arriba, el principal problema es que los consumos se disparan. Una de las prevenciones para evitar todo lo que se pueda la carbonilla, es no hacer trayectos urbanos, en la medida de lo posible. Si no tienes otro remedio, hazlo solo cuando sea estrictamente necesario.

Cómo eliminar la carbonilla

Uno de los más usados y famosos trucos, es el de dar unos cuantos acelerones, poniendo el vehículo a altas revoluciones, sobre todo si solemos circular por ciudad. A corto plazo, y si tu motor lo necesita, puede resultar. Pero a la larga, da problemas a tu motor.

Otra de las opciones que otros utilizan, es la de introducir productos químicos (con máquinas especiales), para limpiar el motor de la carbonilla. Sin embargo, son productos corrosivos que pueden ser muy dañinos para los elementos del coche. También son perjudiciales para el medio ambiente.

Consejos para eliminar la carbonilla
La carbonilla del motor

Lo recomendable es que el mecánico lo haga por ti. Aunque si eres un manitas y eres capaz de desmontar las piezas que componen esta problemática y limpiar todo a mano, o con una máquina de ultrasonidos, adelante. Ten en cuenta que te tienes que armar de paciencia, y saber reponer lo que has estado despiezando.

Si te decides por la opción del mecánico y lo llevas al taller, también debemos decirte que el vehículo lo tendrás bastante tiempo fuera. Además, es algo caro. Lo bueno es que te asegurarás de que el problema desaparece, si el taller es de confianza.

Posiblemente la mejor opción sea usar una máquina de OxiHidrógeno. ¿En qué consiste? Con el motor en marcha, se introduce el gas por los circuitos de admisión. Esto permite desincrustar la carbonilla, que se acaba expulsando por el tubo de escape. El proceso tan solo dura una hora.

Consejos para evitar su aparición

Como te hemos dicho antes, circular a altas revoluciones puede ser una buena solución para evitar este problema. Eso sí, hazlo solo puntualmente, ya que no es bueno para el motor que siempre ande revolucionado. Si lo usas mucho por ciudad, es bueno que lo desahogues.

Otra manera de que entiendas mejor esta solución es que lleves el vehículo una marcha menos de lo que deberías, en momentos puntuales de un trayecto. Hazlo en trayectos largos para que tenga una mejor efectividad. Aproximadamente cada 20.000km deberíamos descarbonizar el coche.

Esto es todo por hoy. Esperamos que te haya gustado nuestro artículo y que sigas nuestros consejos para evitar la dichosa carbonilla. Nosotros volvemos la semana que viene, con más LavaBlog. ¡Un abrazo!

Información recogida de itv.com.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *