Las carreteras más peligrosas del mundo

Cuándo hacer la revisión del coche
Cuándo hacer las revisiones de tu coche
17 enero, 2020
Los coches eléctricos
Los coches eléctricos
31 enero, 2020
Las carreteras más peligrosas del mundo

Las carreteras más peligrosas del mundo

Amigo conductor, vamos a hablarte sobre las carreteras más peligrosas del mundo. Ya sea por su pendiente, estrechez, o porque están situadas a una altura de vértigo, son las carreteras por las que casi nadie se atrevería a pasar, tan solo los más atrevidos. Te lo mostramos a modo de información, pero no te aconsejamos circular por allí 😁

Las carreteras más peligrosas del mundo

Túnel de Guoliang

Es uno de los túneles más conocidos del mundo, y el más famoso en China. Quizá hayas oído hablar de él. Se trata de un túnel que fue construido por los ciudadanos de la localidad de Taihang. En 1977 se abrió al tráfico y se puede acceder a él en vehículo.

Mide 1,2 kilómetros de largo y la calzada pasa tanto por la ladera de la montaña como por el interior. Si tienes vértigo y claustrofobia, no es aconsejable que circules por ese túnel. Tiene un carril para cada sentido y la anchura de ambos carriles es de tan solo cuatro metros.

El trazado está lleno de desniveles, terreno sin asfaltar o mal asfaltado y protecciones (eso sí) no muy seguras, que digamos. Un verdadero reto para los que les gusta ponerse a prueba al volante. Eso sí, si eres una de esas personas, no lleves a ningún acompañante para no asustarlo 😅

Carretera de la muerte

Carretera de la muerte es como se conoce a esta carretera de Bolivia que en realidad es la carretera a Los Yungas. Nada menos que 80 kilómetros tiene el recorrido de este tramo que une la capital, la ciudad de La Paz, con la de Coroico, en la región de Los Yungas.

Si al lugar anterior no te recomendábamos ir si sufres de vértigo, por esta carretera mejor no digamos. Se sitúa a una altitud que llega hasta los 4.650 metros, aunque la media es de 3.500 metros, ¡casi la altura del Teide!

Fue declarada como la carretera más peligrosa del mundo por parte del Banco Interamericano de Desarrollo, y en ella han perdido la vida muchas personas. Se llegó a registrar un promedio anual de 885 muertes, aunque en los últimos años ha bajado ese índice considerablemente. No obstante, sigue siendo muy peligroso cruzarla.

Los habitantes del lugar tienen ciertas creencias con respecto a la carretera. Muchos creen que habitan en ella espíritus que despistan a los conductores y hacen que estos caigan por los barrancos. Algo terrorífico si crees en fantasmas, pero si no crees, también es terrorífico, ya que la carretera cuenta con un carril por cada sentido, y en muchos tramos la anchura es inferior a los tres metros. Lo peor de todo es que no dispone de protecciones y el terreno no es el mejor asfaltado del mundo.

El clima desfavorable no acompaña para mejorar las condiciones de la carretera. Tampoco el hecho de que sea una zona por la que circulen camiones de transporte y vehículos pesados de carga. La niebla suele ser algo habitual y esto hace que el transcurso del viaje sea infernal.

Tal es su peligrosidad, que la carretera a Los Yungas es uno de los principales dramas sociales de Bolivia. El accidente más grave de la historia de este lugar lo sufrió un autobús en 1983 donde murieron los 103 pasajeros. Actualmente hay tramos cerrados y otros que han asfaltado para mejorar la seguridad.

Carretera del Karakórum

Esta carretera de Pakistán es una de las más peligrosas del mundo, comparable con las anteriores. Suelen circular por ella, además, vehículos muy desfasados que van cargados hasta los topes. Ganaderos, comerciantes o trabajadores del campo, circulan por ella cada día por necesidad.

Se trata de la carretera asfaltada más alta del planeta, concretamente alcanza los 4.733 metros (como curiosidad absurda, hay una montaña llamada Vladimir Putin situada en Kirguizistán que alcanza los 4.500 metros en la Cordillera de Tien Shan, es decir, la carretera alcanza aún más altura). También destaca por su longitud, en total 1.200 kilómetros, extendiéndose por montañas y glaciares del famoso Karakórum, uniendo China con Pakistán.

El recorrido pasa por la antigua Ruta de la Seda, tan transitada por mercaderes hace cientos de años (y por Marco Polo). Lleva abierta al tráfico casi 34 años. La construcción llevó un tiempo de aproximadamente 20 años.

En el país es conocida como la “carretera de la amistad” porque por ella circula mucha gente trabajadora que debe pasar por ahí cada día y entre muchos de ellos se conocen. Pero de amistosa tiene poco, la verdad es que debido a sus desniveles y constantes nevadas y heladas, es muy peligrosa. Además cuenta sin protecciones y en verano es frecuente que se embarre por las lluvias monzónicas.

A lo largo del trazado se pueden ver montañas como el K2, el Nanga Parbat, muy apreciada y al mismo tiempo respetada por prestigiosos montañeros, o el Kongur Tahg. El sacrificio de circular por un lugar tan peligroso tiene la recompensa de poder apreciar un paisaje espectacular.

Karakórum

Paso de Rohtang

Este tramo de carretera tiene zonas realmente angustiosas, seguramente, las más agobiantes del mundo. Está ubicado en la Cordillera del Himalaya y se eleva a casi 4.000 metros de altitud. En ella perderá los nervios hasta la persona más calmada. La verdad es que no es nada aconsejable conducir por ahí.

Rohtang significa “pila de cadáveres” en tibetano, con eso se dice todo. Como ocurre con muchas carreteras asiáticas de este estilo, se trataba de una antigua ruta comercial por la que pasaban carruajes o vehículos antiguos para hacer negocios.

El paisaje es inmejorable, se pueden ver glaciares y las montañas del Himalaya. Actualmente muchos lugareños hacen negocio con el turismo de la zona. En los meses de invierno es imposible circular por los alúdes y avalanchas, por eso el tráfico solo está abierto desde junio hasta octubre.

Por supuesto, no tiene protecciones y hay tramos que son puramente de tierra. Estos requisitos son muy importantes para incluirlas en nuestra lista😂 Os recomendamos ver este vídeo para que os hagáis una idea de lo peligroso que es el lugar.

Paso del Gois

Quizá sea la carretera más curiosa de todas las mencionadas. No está muy lejos, se sitúa en la Bahía de Bourgneuf y une la isla de Noirmoutier con el terreno continental de Francia, al sur de la Bretaña francesa. Esta peculiar carretera solo mide 4,5 kilómetros.

Su principal característica es que se encuentra al nivel del mar, esto conlleva que, al estar conectada con una isla, sufra inundaciones y quede abierta a la circulación solo durante unas horas al día. A los dos lados de la carretera, en la entrada, hay situados unos carteles que informan de las horas de pleamar y bajamar, para que el conductor tenga presente cuándo puede circular.

A modo de prevención y de no morir ahogado, hay colocados unos postes en el tramo en los que poder agarrarse. Esto se da sobre todo en casos en los que las personas no hacen caso de las señales o cuando apuran mucho los horarios.

Como curiosidad, una etapa del Tour de Francia de 1999 transcurrió por esta carretera. Una mala idea, ya que estaba húmeda y provocó numerosas caídas y aglomeraciones.

Lo dicho, amigo conductor, te aconsejamos no circular por estas carreteras bajo ningún concepto, a no ser que quieras una experiencia cercana a la muerte 😖

¡Nos seguimos leyendo en el LavaBlog la próxima semana! Os deseamos lo mejor para estos días y ya sabéis, mantened el coche limpio 🤣

Información recogida de motorpasion.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *