Los peligros del verano para tu coche

Como cuidar de tu moto en verano
Cómo cuidar de tu moto en verano
17 julio, 2020
12 canciones famosas sobre coches
12 canciones famosas sobre coches
31 julio, 2020
Los peligros del verano para tu coche

Los peligros del verano para tu coche

Una semana más, volvemos con nuestro LavaBlog. Porque en verano no paramos, ya que tu vehículo necesita los mismos cuidados o incluso más que durante el resto del año. Hoy te hablamos sobre los peligros del verano para tu coche. ¿Sabes cómo tienes que cuidar tu coche en esta época del año? Nosotros te lo contamos.

Ya te quedes en la ciudad o viajes por medio país, tu coche va a necesitar unos cuidados extra, y deberás seguir unos consejos para que no acabe hecho un Picasso (y no hablamos del famoso modelo de Citröen), es decir, hecho un cuadro.

Los peligros del verano

Tu coche, como también nosotros, sufre con el calor. El sol emite rayos ultravioleta que llegan a la Tierra a una alta temperatura. Esto es muy peligroso para la piel, y también para la pintura del coche, que al fin y al cabo, es como su piel.

Para prevenir la “dermatitis” del coche, tendremos que llevar a cabo algunos cuidados que te explicaremos más adelante. Por ahora, nos ocuparemos de decirte cuáles son los principales peligros del verano, esos que desgastan los materiales de tu coche y hacen que empeore su estado.

En primer lugar, como ya hemos dicho, el sol. El astro rey que dilata los materiales metálicos y daña la pintura. Mucho cuidado con él. Sobre todo en los días en los que la exposición solar es más alta. El verano es terrible en ese sentido.

Los rayos UV afectan a cualquier superficie, por lo que notarás que la pintura acaba con menos brillo e intensidad, notando incluso una superficie más “rugosa” al tacto. Lo más visible es la pintura, pero también afecta a otros elementos del coche como el motor, la batería o los frenos.

Otro factor que debemos tener en cuenta, aunque parezca una tontería, son los insectos. Cuando nos disponemos a recorrer largas rutas o hacemos un viaje largo, acabamos con el parabrisas del coche lleno de manchas. Esas manchas son los insectos que han ido impactando durante todo el recorrido.

El salitre es otro de los factores a tener en cuenta durante este verano. Si vas a veranear en una ciudad costera, mucho ojo. La salinidad puede tener consecuencias para el estado de tu coche, sobre todo para su aspecto. Y no solo es peligrosa la sal, también lo es la arena. Basta con echar un poco por encima de la pintura para ver los estragos que puede causar, arañando la carrocería.

Los peligros del verano para tu coche
Los peligros del verano para tu coche

Si se pierde el efecto de la película protectora de la pintura, en poco tiempo el coche perderá brillo e intensidad. Y es que no hace falta meter tu coche dentro del mar para que la sal afecte a su buen estado. Aparcarlo cerca de la costa basta para que notes los efectos. Hay veces que no solo daña la pintura, sino que ha llegado a extremos en los que también ha afectado al mismo motor u otros elementos internos.

Solución a los peligros del verano

En cuanto al sol, la solución más fácil y rápida es estacionar tu coche en la sombra o en un lugar de interior. La exposición al sol hará que tu coche pierda intensidad y brillo en cuanto al color de la pintura. Otros elementos pueden verse afectados como resultado del extremo calor que pueden experimentar.

Para que te hagas una idea, el motor debe estar a una temperatura de 90ºC. Es difícil que sobrepase esta temperatura, pero la acción directa de los rayos del sol pueden sobrecalentar el motor. Vigila que nunca se sobrepase la zona roja en el controlador. Si lo hace, como solución de emergencia, puedes poner la calefacción del coche al máximo. De esta manera, el motor liberará el calor que le sobra.

Volviendo al tema del aparcamiento, coloca siempre un parasol en la parte interior de tu parabrisas, eso evitará que se calienten elementos como el volante o el salpicadero. Si no lo haces, se pueden desgastar estos materiales (sobre todo por el efecto lupa del cristal).

Si no puedes aparcarlo a la sombra o en interior, no te cortes en cubrirlo con una funda para que no reciba tanto calor de manera directa. Nadie podrá ver lo bonito y original que es tu coche, pero esto será más práctico. Si no lo haces, dejará de ser tan bonito 😂

Lava tu coche de manera regular. Así protegerás más la pintura y suavizarás el efecto del sol. Incluso le puedes aplicar cera para los rayos ultravioleta. Actualmente hay muchos tipos de cera que protegen tu coche para según que ocasiones.

Ten cuidado con los insectos. No solo pueden afectar al parabrisas, lo que te perjudicaría a la hora de circular, ya que obstaculiza tu campo visual. También pueden caer esos restos al capó, introduciéndose en el motor, o pueden acabar en los filtros. Lo mejor que puedes hacer es lavar el coche cuanto antes. Si esperas más tiempo, puede ser peor.

En cuanto al salitre y la arena, la mejor solución es aparcar tu coche lejos del mar. Si lo haces así, no te tendrás que preocupar de estos elementos. Cuando no te queda más remedio que dejarlo frente al mar, cúbrelo con una funda como la que te comentamos antes. Si se te olvida, lava tu coche con una balleta que no ralle tu coche, agua y jabón. Después, no dejes secar tu coche bajo el sol después de lavarlo, pueden quedar manchas en la carrocería.

Los elementos que más sufren el calor

Cuida cada uno de las partes de tu coche ahora que el calor está con nosotros de forma muy activa. Además, revisa todo siempre antes de un viaje. Los elementos que más sufren la acción del sol y acusan el calor son los siguientes:

El sistema de frenado

Las pastillas están expuestas constantemente al efecto calorífico. A veces el calor llega a afectar a los latiguillos de freno.

Los neumáticos

La parte más importante del coche. Si fallan los neumáticos, estás en problemas. Presta mucha atención en verano a la presión.

Los peligros del verano para tu coche
Los peligros del verano para tu coche

El líquido de frenos

Revisa el nivel del líquido, sobre todo antes de un largo viaje. Se puede ver afectado gravemente si el coche está expuesto un largo tiempo a un calor extremo.

El interior

El interior del coche puede sufrir también gravemente. Cuidado con los objetos que llevas dentro cuando no estás. Evita dejar mecheros, espejos, objetos de cristal o cualquier material inflamable.

Por hoy, eso es todo. Esperamos que te haya gustado nuestro artículo y que te sirva como recomendación para este verano. ¡Hasta la semana que viene!

Información recogida de: coches.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *