Malos hábitos en el coche que todos cometemos

limpieza tapicería
Cómo limpiar bien la tapicería del coche
26 octubre, 2018
malos olores coche
Malos olores en el coche: cómo evitarlos
8 noviembre, 2018
malos hábitos

Manías. Todos los conductores tenemos muchas manías a la hora de conducir. Que si la mano siempre en la palanca de cambios, que si ir muy pegado al volante, que si conducir con una sola mano, etc. hasta ahí es entendible. Sin embargo, hay diferentes hábitos o rutinas que hacemos en el coche que pueden hacer que, a la larga, el coche sufra e incluso se estropee.

Y todo eso por no hacer un buen uso de los diferentes sistemas del vehículo. Por esta razón en Lavaplus queremos abriros los ojos y ayudaros a rectificar esos malos hábitos explicando lo más comunes. Así que si haces algo de lo que te vamos a contar a continuación, es hora de ir rectificando.

Los malos hábitos en el coche

Podríamos enumerar un sinfín de malos hábitos a la hora de conducir. Sin embargo nos vamos a centrar en las diez más recurrentes:

1. No cumplir con los periodos de mantenimiento. Siempre intentamos evitar las revisiones periódicas ya que creemos que todo va bien. No obstante, esto da pie a que ocurran averías que podrían haber sido evitables con una mera revisión.

2. Apurar el depósito de la gasolina hasta la reserva. Tenemos derecho a vaciar el tanque claro está. Aunque no es la mejor práctica. El motivo es que al estar apurando tanto el combustible la bomba que lo absorbe hace un sobre esfuerzo, lo que le puede llevar al desgaste de ésta e incluso a la rotura. 

3. Pasar de las luces del tablero del coche. Sí, a veces cuando se enciende alguna luz y no sabemos qué es, intentamos hacer caso omiso a no ser que se nos haya parado el coche. Sin embargo, y para ser precavidos, es importante consultar de inmediato el manual del fabricante para ver a qué hace referencia esa luz y si hay que atajar el problema de inmediato.

malos hábitos

Hacer caso de las señales que nos aparecen en el tablero es indispensable para el buen funcionamiento del coche

4. Abusar del embrague. No hay nada peor que pisar el embrague cuando no es para nada necesario. Al funcionar por fricción, se suele desgastar rápidamente si no se le da el mejor uso. Además, el cambio del embrague puede ser una de las tareas más costosas y complicadas dentro del mantenimiento de un vehículo. Así que cuídalo con estos consejos:

  • Al cambiar de marchas, pisa el embrague a fondo
  • Al soltar el embrague, no lo sueltes muy rápido.
  • En las paradas cortas, no lo dejes pisado. Pon el coche en punto muerto y deja que descanse.
  • En las rampas, es importante cogerle el punto al embrague para evitar fricciones innecesarias en este tipo de arranques.

5. La caja de cambios, una de la más afectadas. Sin duda esta parte del coche es la que más sufre nuestros malos hábitos. Para un correcto uso, debes conocer bien el ritmo de revoluciones de tu coche a la hora de cambiar las marchas. Así evitarás también tirones, pérdidas de velocidad y daños a la caja. También es importante el no dejar la mano derecha posada en la palanca de cambios ¿por qué? lo primero, por seguridad. Las dos manos deben estar al volante siempre que no se necesiten para otra tarea. Por otro lado, cualquier movimiento o golpe a la palanca, puede ser el principio de una avería en la caja. Así que evita llevar la mano en ella y seguro que no le pasará nada a la caja.

6. No cuidar los neumáticos. El desgaste y el nivel de presión de los neumáticos es una tarea primordial para una buena conducción. Moverse con éstos a baja presión crea un enorme desgaste además de poner en peligro tu seguridad y aumentar el consumo de combustible. Una revisión cada dos semanas es más que suficiente, aunque todo depende del uso que le des a tu vehículo. Una posible solución a los más despistados, es usar nitrógeno para el llenado de las ruedas, ya que te garantiza un nivel equilibrado de presión durante mayor tiempo.

malos hábitos coche

La presión equilibrada de los neumáticos debe ser revisada cada dos semanas de media

7. Pasar por los badenes o resaltos como si nada. ¡Ojo a esto! ¿cuántas veces habremos pasado por este tipo de elementos de seguridad con una velocidad demasiada alta? Aunque a priori solo notemos un brusco movimiento, esto afecta mucho más al coche. A lo que más daño hace es al amortiguador. Esto también pasa mucho por desgracia con los baches, que hay demasiados la verdad. Ante eso, recomendamos cumplir con la velocidad exigida en estos pasos, así cuidaremos de nuestro coche mucho más.

8. No limpiar el coche. Aunque parezca que lavar el coche solo se reduce al ámbito de la estética, no es así. La pasividad de la limpieza puede provocar daños serios en la pintura de tu coche, además de reducir la visibilidad a través de los cristales o de la señalización en el caso de las luces. Así que si hace un tiempo que no le das un buen lavado a tu coche, en Lavaplus lo puedes hacer ¡Recuérdalo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *