Pon orden en el maletero de tu coche

malos olores coche
Malos olores en el coche: cómo evitarlos
8 noviembre, 2018
el invierno y el coche
7 consejos para cuidar tu coche en invierno
30 noviembre, 2018
maletero coche

Sin duda alguna, creemos que este lavablog nos va a venir bien a más de uno, de dos y de tres apasionados de los coches. Y es que existe una parte del coche que en muchas ocasiones se puede convertir en un espacio inexplorable. Un lugar en el que entran cosas pero a saber cuando vuelven a salir de ahí. ¿Sabéis ya por dónde van los tiros? Exacto, hablamos del maletero del coche.

Éste espacio puede ser el que menos cuidado tengamos. Ojo, que hay muchas personas que lo tienen súper ordenado e incluso vacío (¡Ole por esas personas!). No obstante la mayoría cuenta con un desorden y una acumulación de elementos aleatorios dignos de explorar. Por eso, queremos que todas estas personas sean ayudadas para poner un poco de orden en su maletero en el blog de esta semana ¡Empezamos!

Lo primero, ¿qué tipo de maletero tienes?

Al igual que los tipos de coche, cada cual tiene su propio modelo de maletero. Es por eso que es importante conocer nuestro maletero para sacar el máximo provecho de él. Los que existen ahora mismo son:

De tipo portón. Estos sin dudas son los más generosos a la hora de cargar tu maletero, debido a que su acceso es muy grande y espacioso. Así puedes meter las maletas o cualquier elemento de gran volumen sin problema alguno. Incluso puedes meter un organizador de maleteros, que te ayudará mucho en tu día a día si usas el coche para tu trabajo.

De tipo monovolumen. Aquí lo que prima es la altura. Esto te permite introducir elementos de manera vertical, como pueden ser las maletas. Es una buena resolución cuando llevas todos los sitios ocupados.

De tipo urbano. Estos suelen ser más pequeño porque, a priori, no necesitan tanto espacio para cargar muchos bultos. Ante estos, y se da una situación con demasiados bultos, puedes poner elementos en el interior del coche, eso sí, muy bien sujeto ya que si no te multaran. Con el cinturón de seguridad debe ir bien para sujetarlo.

De “tercer volumen”. El principal handycap de este tipo de maleteros es la estrecha entrada que tiene. Sin embargo, tiene mucho espacio dentro. Por ello lo más recomendable es que el bulto que se metan no deberían ser muy grandes. Mejor dos pequeños que uno grande, por ejemplo.

maletero coche

Ejemplo de maletero de “tercer volumen”

Consejos para aprovechar al máximo el maletero

Una vez visto los tipos de maleteros y ya habiendo identificado el tuyo, es hora de pasar a las recomendaciones. Con ellas, ten asegurado que en tus viajes no tendrás que jugar al Tetris cada vez que saques o metas los bultos que lleves contigo.

Primero de todo, las maletas grandes al fondo. Lo más pegada posible al respaldo de los asientos traseros. Intenta que estén centrada para compensar el peso. En caso de que vayan dos personas atrás de diferente tipo de peso, puedes compensar también con la maleta ese desequilibrio.

Después, termina de rellenar los huecos que se han quedado con las maletas restantes. Siempre pasando de las de mayor peso hasta la que menos. Es importante también dejar para el final las maletas que no sean rígidas y que no tengan nada de mucho valor o frágil. Así puedes jugar con las formas de la maleta para cerrar bien el maletero si va muy ajustado.

Ojo con la bandeja cubremaleteros. Lo primero que pensamos es en quitarla ya que nos da bastante más altura a la hora de meter bultos. Sin embargo, en caso de accidente, esa bandeja evita que todo los bultos que estén en el maletero, vuelquen hacia el habitáculo haciendo un daño mayor. Procura dejar siempre la bandeja en su lugar.

Otro consejos en caso de accidente es que, si la parte de atrás va vacía, abrochar los cinturones de seguridad es muy recomendable. Así ante un choque frontal, los cinturones evitan que la fuerza de las maletas empuje el respaldo y salga también disparado.

¡Así sí!

Dentro del orden de las maletas, procura dejar la maleta donde más cosas que puedas utilizar durante el trayecto estén. Así las cogerás más rápido y evitarás tener que desmontar la obra de ingeniería de tu maletero.

Si por un casual no llevas el maletero lleno, puedes usar las llamadas cinchas de amarre o pulpos para fijar bien los bultos y evitar que durante el trayecto estén dando vueltas por dentro del maletero.

Por último, y volviendo a la bandeja cubremaleteros, evita poner ahí encima nada. Por un lado resta visibilidad al conductor y por otro, cualquier elemento en caso de choque puede volverse en tu contra golpeándote.

Un maletero ordenado, una vida ordenada ¡No lo olvides!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *