La postura correcta al volante: clave para una buena conducción

consejos para utilizar el aspirador en tu coche
Consejos para usar el aspirador en tu coche
11 octubre, 2019
Tapicería Alcántara
Todo lo que debes saber sobre la tapicería Alcántara
25 octubre, 2019
postura perfecta al volante

¿Qué tal estáis queridos Lavaplusers? nos alegramos ver que de nuevo no faltáis a vuestra cita con un nuevo Lavablog. Un nuevo artículo en el que nos vamos a centrar en tu seguridad a la hora de conducir. Pero no vamos a hablar de accesorios, tecnologías o nuevos dispositivos en los vehículos. Vamos a fijarnos en algo elemental y que, si no lo hacemos bien, nos pone en peligro al conducir y nos puede afectar hasta en nuestra salud, ¿de qué hablamos? pues de la postura correcta al volante.

Mantener una postura adecuada a la hora de conducir es algo imprescindible. Por mucho que tengamos un vehículo con unos asientos perfectos y cómodos o un volante súper adaptable, si no lo usamos en pos de tener una buena postura mientras conducimos de nada sirven. Por ello, en el nuevo Lavablog os queremos dar las claves para que siempre que cojáis el coche, lo hagáis con una postura correcta y beneficiosa para la conducción y para vuestro cuerpo, ¡le damos caña a la postura correcta al volante!

¿Existe la postura perfecta?

Antes de dar cualquier clave es preciso responder a esta pregunta. A la hora de definir la postura perfecta para conducir podemos decir que sí existe. No obstante, no existe una única postura perfecta, de hecho, existe una postura perfecta para cada persona. Y es que cada individuo cuenta con unas características físicas diferentes. Eso hace que no puede haber una postura única y que cada cuerpo se adapta al contexto según lo más cómodo que esté.

No obstante, sí se pueden definir unos estándares a los que todo el mundo se debe ajustar para llegar a esa postura perfecta. Sobre todo éstos dependen de las características físicas del cuerpo y también de la posibilidad de adaptación y ajuste que tiene el coche. Tras esta aclaración, os vamos a dar las claves y consejos para que, según las posibilidades de cada uno, lleguéis a la postura perfecta a la hora de conducir.

la postura correcta al volante
La columna debe estar recta en todo momento a la hora de conducir. Así nos evitaremos problemas de columna e iremos más seguros

Claves para tener una postura correcta al volante

Más que claves os vamos a dar unos pasos que debéis hacer siempre que os sentéis en un coche, ya sea el vuestro o el de otra persona. Así os aseguraréis de que tendréis la postura correcta para realizar una conducción segura y cómoda.

El primer paso que hemos de dar para iniciar el camino hacia la postura perfecta es la distancia respecto al volante y a los pedales. Debemos sentarnos con la suficiente comodidad para que tanto los brazos y las piernas estén a una distancia que le permitan maniobrar sin hacer ningún sobre esfuerzo. Para comprobarlo, antes de arrancar el coche pisa el embrague a fondo. Si la pierna izquierda se queda ligeramente flexionada, es la distancia perfecta.

Una vez conseguida la distancia idónea, es momento de regular la altura del asiento. Ésta la debes ajustar para que tengas una visión completa de todo lo que pase delante tuya, sin que ningún elemento pueda estorbar o distraer (como la guantera al abrirse por ejemplo). La medida ideal es a media altura del parabrisas, pudiendo así ver hasta el final del capó.

Cuando la altura y la distancia respecto al volante están ajustadas, es momento de regular la inclinación del asiento, la cual es bastante importante para la movilidad de los brazos. Aquí hay que buscar la posición media. No se puede ir ni demasiado tumbado ni demasiado reclinado, ya que no son posturas cómodas para la conducción. Para que tengas una referencia, la inclinación idónea es de un poco más de 90º de manera que al estirar el brazo, las muñecas rocen el volante. 

Una vez ya con todo bien regulado y fijado, es momento del reposacabezas. A menudo seguramente no vayamos con la cabeza posada en él ya que la concentración en la conducción nos hace ir más rígidos y en tensión. De hecho, este elemento del asiento no sirve para la comodidad sino para amortiguar la cabeza en caso de colisión. Para que actúe de la mejor manera posible, el centro de éste debe quedar alineado con el centro de la parte posterior de tu cabeza.

Por último, también es bueno regular el volante. Para sujetarlo cómodamente debemos estar regulado para que los codos estén un poco flexionados (formando casi un ángulo de 90º). Por otro lado, éste no debería chocar con las rodillas cuando se maniobre ni tapar el cuadro de mandos ni la carretera.

La colocación de las manos en el volante deben estar situadas de esta manera
| Fuente: racing y motor

Otros aspectos a tener en cuenta

Hasta ahora hemos visto las claves para conseguir la postura perfecta para conducir. No obstante, existen otros aspectos que nos ayudan a completar la perfección en cuanto a seguridad y a comodidad. Vamos a verlos:

Los retrovisores. Éstos deben regularse tras haber acondicionado el asiento completamente, no antes. Para que su rendimiento sea del 100% estos deben permitir ver la máxima amplitud de la carretera con solo girar la cabeza. Para ello, los laterales deben estar abiertos para cubrir mayor ángulo, sin que sea vea incluso el lateral del vehículo. Respecto al central, este debe estar alineado con la luneta trasera. 

Las manos La posición de éstas también son importantes en cuanto la postura. El mejor agarre se consigue cuando las manos están a las 10:10, imaginándonos que el volante es un reloj. Por otro lado, cuando maniobres nunca las cruces.

La ropa y el calzado. En cuanto a la ropa se debe evitar llevar demasiadas capas en la conducción ya que nos anula la movilidad. Por su parte, el calzado debe tener como características que sea flexible, que sujete todo el pie y que tenga buen tacto con el pedal. Evita siempre tacones o chanclas e incluso zapatos que tengan demasiada plataforma. 

El cinturón. Como último e imprescindible consejo para la postura correcta al volante, antes de arrancar el coche y ponerse en movimiento, no olvides hacer el click que te puede salvar la vida en caso de accidente. Y recuerda a los pasajeros que también se lo pongan.

Información recogida de DGT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *