¿Qué fue del Tuning?

matrícula del coche
Todo lo que debes saber sobre la matrícula del coche
22 febrero, 2019
mujeres en el mundo del motor
Mujeres en el mundo del motor: una historia de éxitos sin límites
8 marzo, 2019
¿qué fue del tuning?

Inmersos en una de las festividades más alegres y celebradas en toda España, nos disponemos a escribir un nuevo Lavablog. Y es que el Carnaval es un momento para disfrutar y sobre todo, para disfrazarse. Es el diferenciador principal de esta fiesta. Todos seguro que tenemos en los armarios colgado algún disfraz o cajas llenas de accesorios, pelucas, sombreros y toda clase de elementos para customizarnos cuando llega el Carnaval (bueno y en Halloween también).

Y de eso vamos a hablar en el blog de esta semana  ¿De Carnaval? no. De la customización en los vehículos. O lo conocido mundialmente como Tuning o Tuneado. Sí, esta práctica que en España está en desuso pero que durante muchos años ha sido una tendencia. Sobre todo, con la idea de asimilar los coches urbanos con los coches profesionales de carreras. Por ello, queremos rescatar en este inicio de la fiesta de Carnaval esta antigua moda (incluso estilo de vida) para conocer un poco más sobre ello y seguro que a muchos de vosotros os entrará un poco de nostalgia 😛 ¡Arrancamos!

¿Qué es el tuning?

Podemos considerar el tuning o tuneo como la modificación o alteración de la estética o el rendimiento de un vehículo. En inglés Tuning significa “ajuste”. Y esto es básicamente el tuneo: ajustar tu coche con algún elemento más potente o simplemente ajustar su apariencia según los gustos del dueño o dueña.

El origen de esta práctica no está muy claro pero se dice que fue en Europa donde se inició. Aunque también hay reminiscencias en EEUU y Japón, siendo los dos países que más tendencia han marcado en esta moda. En España fue en los años 2000 cuando pegó bastante fuerte el tuneado. En plena época de bonanza económica, lo que daba lugar a poder gastarse cantidades ingentes en este estilo.

¿qué fue del tuning?

El tuning llegó a ser un estilo de vida para muchos españoles | Fuente: cursosmasters

El objetivo principal del tuning español no fue otro que llamar la atención. Cuánto más voluminoso, estridente o llamativo fuera el coche, mejor. Eso hacía que la utilidad del coche quedara en segundo plano. Desde entonces, proliferaron las concentraciones, los medios especializados (incluso revistas especializadas) y, en definitiva, la pasión por el tuning. Con esto vino incluso la apertura de centros especializados en tuning, los cuales vieron una oportunidad de mercado tremenda y con la que ganaron cantidades ingentes de dinero – un coche podía tener hasta 50.000 euros de tuneado.

Este boom, además del periodo económico bastante bueno, también se vio empujado gracias a la permisividad de la Ley en cuanto a las modificaciones en los coches. Esto en la actualidad ya se ha cercado más y no es tan fácil por ejemplo, pasar una ITV de un coche tuneado.

¿Y por qué decayó? os preguntaréis. Bastante fácil. El mismo motivo que lo encumbró, fue el que lo debilitó: el dinero. Con la llegada de la crisis económica el sector del tuning fue uno de los primeros afectados, siendo una caída libre sin paracaídas hacia la quiebra. A esto se la unión la creación de una nueva ley de reformas en coche. Cayó totalmente.

En la actualidad, se sigue modificando algunos parámetros del coche. Sin embargo, queda muy lejos de lo que conocemos por tuning. Cambios en la suspensión, el tipo de rueda, la customización del habitáculo y la tapicería, etc.

Principales modificaciones en el mundo del tuning

Metiéndonos un poco más en profundidad en este mundo del tuning “barroco” español, queremos recordar algunas de las modificaciones más recurrentes. Algunas de ellas fueron:

Pintura y vinilado. Sin duda, puede ser lo más llamativo del tuning. Los colores estridentes, los motivos con los que se decoraba,… hacían de un coche una obra ¿de arte? y también muy personal para el propietario del vehículo.

Alerones. Hemos dicho la pintura, pero un buen alerón era imprescindible si querías entrar en el mundo del tuning. Desde los más sutiles hasta lo más protuberantes, el mundo del alerón era fascinante. Eso sí, contaba con algunas limitaciones: no debían ser de acero ni tapar ningún elemento de seguridad (luces de freno, por ejemplo)

Carrocería. La pintura es lo más rápido a la hora de modificar el coche aunque para considerarte un pro del tuneado, la alteración de la carrocería era un punto extra. Existe un sinfín de posibilidades a la hora de modificar la carrocería: bajar la altura, las famosas entradas de aire e incluso disminuir el peso para mejorar la aerodinamicidad del vehículo.

Ruedas. Otro punto fuerte de las alteraciones en vehículos. Más anchas, más finas, de colores,…. una infinidad de posibilidades para quemar el asfalto con el coche tuneado.

¿qué fue del tuning?

Los sistemas de sonidos que se podían instalar en los vehículos eran muy variopintos | Fuente: Nitro.pe

Sonido. Seguramente es lo que todo el mundo notara más cuando el tuning empezó a tope. Las raves, las concentraciones de tuning,… no necesitaban de un sistema de sonido externo, ya que con los propios coches tenían de sobra. Existían equipo con hasta 160 decibelios e incluso con mesa de mezclas incorporada. Otro nivel vaya.

Y tú, ¿has modificado alguna vez algo de tu vehículo?

Tras hacer este pequeño repaso por la historia de esta tendencia que caló tanto en muchos españoles en la década de los 2000, ahora os preguntamos ¿Habéis modificado alguna vez algo de vuestro vehículo?¿Os molaba el tuneado? ¡somos todo oídos!

Información recogida de MotoradictosReparación Vehículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *